Buscar
  • Jezabel Díaz Mena

El poder del color en marketing

Los colores que identifican nuestro negocio son fundamentales para atraer la atención y el interés de nuestros clientes, por esta razón son tan importantes. El color ha de ser congruente con varios elementos, que según el marketing mix serían los siguientes:


• Producto: qué vamos a vender

• Emplazamiento: dónde lo vamos a vender

• Promoción: de qué manera lo vamos a comercializar

• Precio: de nuestro producto en el mercado


Algunos elementos sensoriales, como en este caso es el color, tienen una marcada influencia sobre el cerebro a través del subconsciente y pueden llegar a condicionar nuestra capacidad de percepción y elección, y así influir de forma decisiva en nuestros hábitos de compra.


A nivel comercial encontramos en multitud de ocasiones el color dorado o el plateado para evocar lujo y exclusividad; obviamente en estos casos, los productos automáticamente se relacionan con un precio elevado. Por tanto, nuestras comunicaciones tendrán que estar orientadas a un segmento de público muy concreto.


Los colores, por supuesto pueden ser combinados entre sí, de hecho, lo recomendable es disponer de al menos dos colores, uno que funcione como principal y otro complementario, que contrasten bien entre sí y se complementen, así nos darán mucho más juego para las diferentes aplicaciones que podamos hacer de ellos.



Significado de los colores en marketing:


Rojo:

Es un color muy atractivo significa poder, atracción y además hace que la atención del público quede fijada. Algunos de los sectores que más utilizan el color rojo son las bebidas y la alimentación.


Azul:

Cuando hablamos del significado de los colores en mercadotecnia  no podemos pasar por alto el color azul. Este color es apropiado para empresas que tratan de transmitir calma y confianza, sin embargo en tonos más oscuros representa elegancia y frescura. Para elementos tecnológicos y el sector de la higiene personal es el color perfecto.


Verde:

Es otro de los básicos cuando hablamos del significado de los colores en marketing. Este color ha sido utilizado tradicionalmente para referirse a lo natural y los valores ecológicos. El verde es un color muy versátil que también se refiere a las buenas acciones y es agradable. El amarillo se ha puesto de moda en el mundo del marketing, la razón es que atrae poderosamente la atención por sí mismo, si bien es cierto que en ocasiones puede llegar a repeler. Muy apropiado para productos para niños, transmite felicidad y luminosidad.


Naranja:

Es considerado como un color que transmite valores relacionados con la energía, de ahí que muchos productos relacionados con el deporte y las vitaminas lo utilicen como recurso.


Morado:

Es un color asociado a valores elevados como la realeza, la espiritualidad o lo misterioso. Un color que puede interpretarse a la vez como frío o cálido, y que por lo tanto puede utilizarse para multitud de fines en marketing.


Rosa:

Un color asociado a lo femenino, suave y elegante a la vez. También se utiliza para productos relacionados con la niñez, aunque cada vez más también se introduce en productos orientados a hombres.


Marrón:

Representa, al igual que el verde, lo natural, asociado con tierra o madera. Muchas empresas de alimentación lo utilizan precisamente por ser un color poco llamativo.


Blanco:

Simboliza la pureza, normalmente en marketing se utiliza para campañas minimalistas donde el protagonista es otro color. 


Negro:

Combina con todo en marketing, un color que se puede asociar al drama o a otros conceptos como la elegancia o lo nocturno.


Como has podido comprobar, los colores juegan un papel protagonista en nuestra gestión de marca. Una buena estrategia de branding es utilizar los colores de manera coherente con nuestros productos, valores, mensaje que queramos transmitir y público al que nos dirigimos.


Recuerda ¡el color lo cambia todo!