Buscar
  • Jezabel Díaz Mena

Cómo conseguir que la imagen de tu empresa brille con luz propia

Actualizado: 6 de sep de 2018

¿Quieres que tu marca sea reconocida?

Trabaja con constancia los siguientes elementos que conforman tu imagen corporativa ¡y verás los resultados!


1. El logotipo

Es el punto de partida para trabajar una marca, por lo que te recomiendo que te dejes asesorar y cuentes con profesionales para su diseño. Es fundamental conservar los archivos en formato vectorial, así que asegúrate de que tu diseñador te los facilita. Normalmente son ficheros que tú no podrás ni abrir, pero te los pedirá cualquier imprenta o empresa de rotulación para poder hacerte unas simples tarjetas de visita.


Es aconsejable que tu logotipo evolucione contigo, es decir, que actualices su diseño cada cierto tiempo... pero de una manera natural y pausada. Cada cinco años puede ser una periodicidad de referencia, por ejemplo.


También puedes acompañar tu logotipo de un eslogan o incluir alguna referencia gráfica por algún motivo a destacar, como pueda ser el 10 aniversario de tu empresa.


2. Los colores

Es muy importante elegir bien la gama cromática que identifica tu negocio, ya que cada tonalidad evoca unas cualidades o unos valores concretos. No imaginamos por ejemplo las paredes de una clínica dental pintadas de marrón o de un despacho de abogados pintadas de fucsia.


Una vez decidas los colores, no los cambies... o tendrás que empezar de cero a generar marca. Es una decisión muy importante ¿acaso imaginas a Coca Cola cambiando su precioso color por otro?


3. Página web

El sitio web otorga prestigio, aumentando el nivel de confianza y por tanto las ventas. Hoy día es esencial que la web sea “responsive”, o lo que es lo mismo, que su diseño se adapte a los diferentes dispositivos posibles de visualización... ya sea un ordenador, una tablet o un teléfono móvil.


Analiza si tu negocio necesita tienda virtual, una impactante galería de imágenes o actualizar la información cada día, y en base a eso... déjate asesorar para que tu página se adapte a tus necesidades reales.


4. Redes sociales

Cada empresa funcionará mejor en determinadas redes sociales, así que tengo una buena y una mala noticia... ¿la buena? ¡no tenemos que estar en todas!... ¿la mala? las que tengamos, tenemos que gestionarlas de una forma profesional y planificada, de lo contrario puede ser contraproducente. Por ejemplo es un error habitual mezclar publicaciones personales con publicaciones de empresa ¡eso nunca!


5. Material audiovisual

Las fotografías y vídeos refuerzan nuestras campañas publicitarias y nos permiten llegar a nuestros clientes con más facilidad. Utiliza siempre recursos de alta calidad y trabaja con diseñadores y profesionales de la imagen, notarás los resultados.


6. Espacio físico

Si dispones de un establecimiento físico como una tienda, un restaurante, una oficina... aprovecha para convertir el espacio en una proyección de tu marca. Crea un entorno impregnado de tus colores, de tus valores y filosofía de empresa, tu marca ganará prestigio y trasmitirás mayor confianza.


Además de todo esto, es interesante contar con un Plan de Comunicación en el que tengas fijada la tu estrategia. Por ejemplo... si llega San Valentín y tienes una floristería... ¡no esperes al 10 de febrero para planificar tu campaña!


Y si no sabes por dónde empezar o necesitas refuerzos, no dudes en contactar con nosotros.

Recuerda que nuestra primera sesión de consultoría es gratuita y sin ningún tipo de compromiso.


Jezabel Díaz

C. info@jezabeldiaz.es

M. 677 431 594